martes, 2 de septiembre de 2008

...pasa el último fin de semana en Japón

Este fin de semana me quedé en Nagano. Tenía planes de ir el sábado con otros chicos del laboratorio a Karuizawa, una población de la prefectura de Nagano, donde parece ser que hay cosas interesantes para ver. Ya lo teníamos todo organizado, bueno, en realidad lo tenía organizado la chica tailandesa, pero el viernes vimos que el tiempo iba a empeorar y decidimos cancelarlo. Menos mal que lo hicimos, porque el sábado estuvo lloviendo todo el día.

De todas maneras, me venía bien estar un par de días tranquilo para recoger y limpiar un poco la habitación. Y sobre todo, para empezar a pensar en como empaquetar las cosas que definieron mi vida en estas tierras, en una maleta de menos de veinte kilos.

Lo más interesante que puedo contar aquí tiene que ver con comida. Ya lo sabéis, todo lo que sea comer, para mí está bien. El sábado fui a comer a uno de los restaurantes de una cadena especializada en curry al estilo japonés, lo que es una base de arroz con la salsa de curry y algo acompañando, que puede ser vegetal, carne, marisco o pescado. Primero se elige el acompañamiento, luego la cantidad de arroz que se quiere comer y el nivel de picante. Esto último es lo más importante. Hay 11 niveles de picante, del 0 al 10. Para haceros una idea, yo pido el nivel 2, aunque pueda parecer poco. Al principio uno piensa que va a poder aguantarlo, pero cuando vas por la mitad del plato, ya no ves la forma de terminarlo. Al final te pican hasta los labios y el estómago empieza a quejarse. Lo bueno es que en la carta te indica lo que te puede pasar con cada uno de los niveles. Del nivel 5 al 10 no pone nada, supongo que será directamente perforación de intestino.

Por la noche quedé con los chicos que están haciendo una estancia posdoctoral en el laboratorio para ir a cenar okonomiyaki, pero de este restaurante ya os hablé en otra entrada. Éramos dos coreanos, una tailandesa y un asturiano, suena a chiste.

Esto me recuerda una anécdota del año pasado. Mientras estaba yo aquí, vino un investigador mejicano por una semana. Por aquello de la proximidad lingüística, un día me invitaron a ir con ellos a comer sushi. La mesa en la que me senté yo también estaba el mejicano, un coreano y un japonés. De los cuatro, el único que comió el sushi con las manos fue el japonés. En algún sitio leí que es una de las pocas cosas que se puede comer con la mano sin parecer mal educado en Japón.

Como siempre, me voy por las ramas. Después del flashback, vuelvo a este año. El domingo me hice yo la comida, pero no creo que queráis saber lo que hice. Lo interesante fue la cena. Quedé con una gente de la residencia donde tengo la habitación para ir a un restaurante coreano. En Asturias no sé de ningún restaurante de este tipo, así que era una buena oportunidad de conocer la comida coreana. Además, nos lo recomendaron los posdoc coreanos, así que tenía que estar bien.

Lo que hay en medio de la mesa es una pequeña parrilla donde puedes hacerte la carne a tu gusto. La cosa rara que hay colgando del techo es una campana extractora.

La comida es bastante picante, aunque tanto miedo me habían metido, que al final no me pareció para tanto. Usan un montón de salsas diferentes, así que prácticamente no hay sitio en la mesa de la cantidad de platos pequeños que tienes que usar.

En este caso el chiste constaba de una tailandesa (la compañera del laboratorio), un chico de Myanmar, una chica de Lituania y el pesado del asturiano. Después de la cena fuimos a un karaoke, pero de esto no pienso poner fotos.

Esto fue lo más interesante del fin de semana, ya que el resto fue limpiar, recoger y dormir.

Besos para ellas y abrazos para ellos.

5 comentarios:

  1. Albertico, guapo ¿cómo es que no quieres poner fotos del karaoke, NUNCA?, es otro ingrediente más, míralo así. Lo del restaurante con el curry por graduación (no alcohólica) me lo contó Joan y... sí que tiene que ser fuerte, porque con lo que le gusta a él y no se atreviera con uno de aprobado para arriba... ¿no es de los que para pedir determinado grado casi tienes que esneñar un diploma de tener aprobado el anterior?. Por cierto en Huesca había un restaurante coreano, pero de eso hace la tira de años; el restaurante sigue allí, pero ya no sé quién lo lleva ni si siguen con esa especialidad. Una vez fuimos con unos amigos, pero era un poco "descafeinado", quizá sea para no espantar a la clientela paleta.
    El equipaje que no te quepa en la maleta (de 20 kg), envíalo por correo, ya llegará y siempre puedes poner en oferta las cosas a compañeros que se queden o que acaben de llegar.
    Besicos y hasta pronto, espero.
    Jorge y Sara

    ResponderEliminar
  2. Hola primin!!!
    Vamos a ver,¿a estas alturas y aún tenemos reparos en mostrar algo de tus "secretos"? Perdona nene, pero ya sabemos de tus "dotes" culinarias, así que no nos íbamos a asustar por un poco de desmadre musical....Además, no sé porque nos dejas en ascuas....recuerdo cosas tuyas peores de las "primadas"....ejem.
    Me muero de ganas de ver todo y todo digo, lo que e traes de esos mundos de Yupi.
    Ah, por cierto!, me interesa mucho un contacto en Myanmar; Isaias y yo andamos mirando darnos una vueltecita por ese rincón del mundo, así que si el chico es majo....ya sabes Bombardéalo y sonsácale toda la información posible, lo digo en serio, tengo muchas ganas de ir allí.Y mejor, si es muy majo dile que unos primos muuuy majos tuyos andan interesaos en su pais.

    Gracias, y minolles de besos.

    ResponderEliminar
  3. Camino from Corredoring3 de septiembre de 2008, 15:46

    PRIMOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!
    Qué pena que no te toque estar aquí para el congreso «Trends in Nanotechnology» 2008, que se celebra estos días en el auditorio Príncipe Felipe, en Oviedo.
    Seguro que estabas en tu salsa.
    Por cierto, que hablando de salsa, anda que no te estás jartando de ellas. La mayonesa de tu paspas te dará risa cuando vuelvas.
    ¿Qué hay de lo de quedarse en Nippon?
    Recuerda que puedes llevar equipaje de mano si no te cabe en el maletón.
    CIAO, bakalao!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con todos, queremos verte en el karaoke!! además ya nos avergonzamos de ti bastantes veces antes, así que otra mas no importa :)
    Un abrazo sempai y que tengas un buen viaje de vuelta a casa,pero no te escurras del recibimiento como haces siempre jeje

    ResponderEliminar
  5. Me apunto a ver las fotos del karaoke!! Tanta foto de bonsais, templos, paisajes, etc. están bien. Pero a las mejores tienes que dedicarles una entrada en exclusiva.

    Que tengas muy buen viaje de regreso. Ya sabes que te espera, casi seguro un buen chuletón!!!

    Besos!

    ResponderEliminar