jueves, 20 de septiembre de 2007

...pone la lavadora en Japón

Una de las cosas que más me preocupaban de venir a Japón durante dos meses era el poner la ropa a lavar. Porque si hubiera sido para un par de semanas, ya sabéis, se les da la vuelta a los calzoncillos y ya está. Pero como no era el caso, tuve que poner la lavadora. Ya os conté cómo había ido de compras y cómo conseguí encontrar el detergente. Pero el mayor peligro radicaba en poner en marcha esto:

Pero me dije: “Tranquilo, que no cunda el pánico, aquí tienes las instrucciones.” Levanté la tapa y:

Pues ya está: echar la ropa, meter el dinero y darle al botón, más fácil imposible… pero ¿cuál es la temperatura del agua? ¿por dónde se mete el detergente? … tras una inspección ocular exhaustiva del aparato en cuestión, estas incógnitas quedaron sin respuesta. Así que me tiré a la piscina, o mejor dicho, a la lavadora y eché el detergente en el tapón de su recipiente y esto directamente en la lavadora; metí el dinero y recé mientras le daba al botón. Después de treinta minutos (los cuales se indicaban en el rótulo luminoso de la izquierda) el resultado no fue demasiado preocupante, por lo menos las cosas no destiñeron. Así que puedo concluir que mi primera lavadora en Japón finalizó con éxito.

Algún día os hablaré de cómo utilizar una plancha. Eso puede tener bastante historia.
Besos para ellas y abrazos para ellos.

4 comentarios:

  1. Hombre, hay que reconocer que lo de la lavadora es preocupante y mas si las instrucciones estan en nipon, yo aun me acuerdo de las primeras que puse por aqui, toda una odisea. Eso si, coincido en que lo que mas historia tiene es lo de la plancha, pero es mas bien historia de terror, hehe. La peor enemiga del soltero sin lugar a dudas. :-) (25 años de sonrisas como esa por cierto)

    ResponderEliminar
  2. Que chungo lo de poner la lavadora, yo no tengo mucha experiencia todavia pero lo de guiarte por los dibujos y rezar al darle al boton es buenisimo. Estas sacandote un master en supervivencia que ya lo quisieran los de las coes jeje.
    PD: Las fotos muy buenas, ya te pareces a Mario :)

    ResponderEliminar
  3. Después de lo de la taza del water, la verdad es que me imaginaba que la lavadora usaría algún invento extraño basado en fotones, muones o alguna chuminada de esas acabada en "ones", pero ya veo que en eso no están puestos los japonesitos. Oye, en vez de historias de esas con el litio, a ver si te inventas tú una lavadora ultrasónica, y se la vendes a ellos y nos retiras a todos. jiji.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Primo!!!

    Las lavadoras en Japón tardan sólo 30 minutos?? A mi eso me daría mala espina, porque a estas longitudes, tardan hora y pico, aunque bueno, no echándole suavizante tarda menos, aunque eso la lavadora no lo sabe. O si? Notaste un cosquilleo en el cerebro mientras la ponías? Uyuyuyuyuy.

    Otra cosa, rasca mucho la ropa? Bueno, así te exfolias un poco, que fijo que te viene bien.

    Sinceramente, la plancha es prescindible, te lo dice una pseudo-emancipada (vamos, la hija-tonta-mantenida de los paspas).

    :)

    PD: Se me va la pinza, pero es que en Gijón estos días tocan diana a las 7.00h, y yo ya estoy mayor para esos tutes.

    ResponderEliminar